Preghiera del cibo

Emilio Coco, el prestigioso traductor y poeta italiano, ha tenido la gentileza de regalarme la traducción al italiano de mi “oración de la comida”.

Padre che sei in noi

grazie per aver creato il mondo

e in esso, i nostri alimenti,

l´acqua, le piante e gli animali.

Per quelli che hanno fame

ti chiediamo alimenti

e noi che abbiamo pane

ti siamo grati per la fame.

Grazie per la vita.

 Más que por la calidad del texto, me da la impresión que ha sido porque, hace ya unos años, también tuvo la amabilidad de concederme la mano de su hija entregándome uno de sus libros con esta dedicatoria:

“Acuérdate, querido César, que son las mujeres como plantas que se agostan si no se las cuida, o como fábricas que se desploman de no mantenerlas. Te entregamos nuestra planta más preciosa con la esperanza de que no la dejes nunca secar”

Y aquí estoy yo, desde entonces, con una regadera en la mano.

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *