Decir la verdad cuando se miente (I)Yo soy la estrella y La Caixa mi satélite

Imagen de previsualización de YouTube

A veces la verdad está a la vista, resplandeciente, cuando está escondida detrás de una mentira. Lo curioso es que quien miente quiere convencerte de que lo hace por tu bien, que en el fondo eres tu quien sale ganando con la mentira. En casos compulsivos, es tanta la osadía y tan poca la  nuestra reacción, que el mentiroso llega a creer sus propias mentiras y cada vez se preocupa menos de esconderlas. Y ahí está un banco, La Caixa, reconociendo abiertamente que “tu eres la estrella” en un anuncio que es un alarde de osadía solo equiparable a la de un lobo que le dijera a un cordero, “mira, te voy a dar un bocado pero en el fondo te va a venir muy bien porque estás muy gordo”. La Caixa afirma en el anuncio ” Es bueno que algunas cosas no cambien nunca. En “la Caixa” seguimos creyendo que estar a tu lado nos llevará muy lejos. Ayer, hoy y siempre. Nuestros valores no cambian.” Veamos; declaran abiertamente que es bueno que algunas cosa s no cambien, se refieren a las que les han enriquecido, naturalmente, no a otras que empeorarían su posición.

Si hacemos una encuesta con esta pregunta : en las relaciones entre usted y su banco ¿ es bueno que nada cambie? la respuesta NO ganaría con cuanto? un 99%?( el 1% es un director de sucursal)   se darían cuenta de que no quieren que cambie porque su posición es de absoluto privilegio frente a sus clientes. Y lo más grave, afirman que estar a mi lado les llevará muy lejos.. si las rémoras supieran español es lo que les dirían a las ballenas bajo cuyo lomo navegan adosadas con su ventosa, Tu nada y trabaja que yo contigo al fin del mundo. Y lo curioso es que lo dicen para que yo me sienta bien porque un banco me dice que soy muy importante para él. Nuestros valores no cambian .. prosigue, toda una declaración de lo que nos espera en el futuro con un compañero de viaje así. Al comienzo del anuncio, por si fuera poco, no solo quieren meterse en nuestro bolsillo sino que también pretende meterse en nuestra casa cuando interrumpe a una mujer que se emociona al pensar que ” ya es abuela” diciéndole que ” nos gusta estar cerca de ti en los momentos importantes”. Me gustaría saber que pinta un banco, La Caixa, en los momentos importantes de las personas..¿ Se han preguntado si la señora, en ese momento de intima felicidad, lo que más desea a su lado es a un interventor de La Caixa intentando venderte un crédito para comprarle un ajuar al bebé y si no se lo devuelves quedarse con su casa ? Es tan claro que la respuesta es NO como  iluminado su descaro al siquiera proponérlo.  Y lo asombroso es que todo esto lo dicen en un anuncio con el que pretenden que caigamos rendidos a las puertas de sus oficinas para depositar nuestro dinero por la gran sensibilidad que demuestran. La mejor manera de ocultar algo es no esconderlo, está claro que la autoridad proviene exclusivamente de la verdad; como dijo  Mairena-Machado, “La Verdad es la Verdad, dígala Agamenón o su porquero”.

Algo está evidentemente muy mal cuando la mentira se exhibe desnuda y descarnada en público y quienes tienen la oportunidad de impedir los abusos, los legisladores y los gobiernos permanecen impasibles y los ciudadanos a veces, incluso les damos las gracias cuando por poner en sus manos 3.000 euros durante dos años nos regalan una plancha  que apenas vale 30 euros. Y encima nos lo venden como un alarde de generosidad. La Caixa; por favor,si quieren, sigan dando vueltas de por vida alrededor de las abuelas y los funcionarios, pero no les llamen “estrellas” sino “estrellados”. No nos tomen por imbéciles.

 

 

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *