Tapas verdes, tapas de la tierra.


Las tapas verdes, con V de verdura, sin carne ni pescado, nada que ver con la dieta tienen. Solo el placer por la vista, el color y el sabor.

Pimientos de piquillo en tiras, cebolleta tierna, aceitunas sin hueso, pellizco de sal en escamas, aceite de oliva de almazara “tipo fairy” y unas gotas de vinagre balsámico.

Vino, en vaso o porrón, cerveza, con o sin, caña o botellín, al fin y al cabo ¿ Qué más da?

Esta vez Blanco Rueda Verdejo. Aquí lo dejo.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *