Un regalo del cielo

Hace ya unas semanas que, cada amanecer, miro al levante, desde la ventana de Valeria, esperando un cielo especialmente bonito para hacer una foto. Y nada, los veía feos y no hacía la foto. Hoy, antes de levantarme pensé. ¿ Pero como puedes decir que un solo día, uno solo, el cielo es feo? No es el cielo que no es bonito, eres tu que no sabe mirarlo. Me levanté decidido a hacer la foto estuviera como estuviera y me encontré con esta maravilla. Un regalo del cielo.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *